Estructura celular del reino vegetal

Comprender la estructura celular del reino vegetal puede que resulte un poco complejo, pero no imposible. Ya que las plantas son organismos que albergan muchísimas células a lo largo de su estructura, las cuales le aportan la particularidad de desempeñar distintas funciones al mismo tiempo.

Estructura celular del reino vegetal

Por ello, las plantas suelen dividirse en dos grandes grupos para que podamos estudiarlas mejor, como lo son las plantas vasculares y las no vasculares.

Donde se toman en cuenta ciertas características según la cantidad de células que las definen. A continuación explicaremos de forma sencilla en que consiste tal división.

Plantas Vasculares

En las plantas las células se unen para formar cada órgano, tejido y distintos sistemas que componen su estructura.

Según las plantas vasculares, poseen un tejido capaz de conducir las sustancias simples para que estas puedan alimentarse y producir su propio alimento. Destacan entre ellas los helechos, las plantas con flores (Angiospermas) y las plantas con semillas desnudas (Gimnospermas).

Los helechos

Este tipo de plantas logra reproducirse mediante las células esporas. Las cuales se depositan en los “esporangios”, que son las estructuras que definen a los helechos.

Cuando a estos se les acaba su tiempo de vida y caen al suelo producen una planta denominada “prótalo”. Una vez que pasa un determinado tiempo el prótalo produce la fecundación de un cigoto que se separa de su estructura y origina un nuevo helecho.

Plantas de semillas desnudas

Lo que caracteriza a este tipo de plantas es su forma de reproducirse mediante la fecundación y germinación de las semillas.

Las cuales no son producidas por los conocidos frutos, sino por la estructura leñosa que compone la planta. Entre estas encontramos a los árboles, las palmas tropicales, los pinos y el árbol ginko.

Según su reproducción estas poseen un cono masculino y uno femenino. Capacitados para producir el polen o microsporas y las megaesporas, respectivamente. Cuando el polen se libera al aire desde el cono masculino y es depositado en el femenino, es cuando se fertiliza. Luego desprende la semilla y esta, al caer al suelo bajo condiciones óptimas germina y se reproduce.

Plantas con flores

Su proceso de reproducción es parecido al de las gimnospermas. Aunque en este caso, la fecundación ocurre es en la flor. Donde el polen depositado y fecundado en forma de óvulo es el que da origen al fruto, el cual contiene la semilla. Luego la semilla se desprende cayendo en el suelo y ocurre lo mismo que lo anterior; se germina y da paso a una nueva especie vegetal.

Plantas no Vasculares

O también llamadas plantas “Briofitas”. Nos referimos a las plantas que no contienen tejidos vasculares que transporten las sustancias vitales. Tales como el agua y los minerales que necesitan para su desarrollo o crecimiento. Debido a esto, este tipo de plantas se vale de las condiciones húmedas del clima para poder crecer. Siendo su principal característica, la adherencia al suelo terrestre de todo su cuerpo.

Las hepáticas

Estas plantas no poseen ningún tipo de cuerpo erguido ni nada por el estilo. Al contrario, su estructura celular o soporte se le denomina “talo” y esta compuesto por 4 capas. Una capa superior que se forma por células con escasos cloroplastos. La segunda capa que si contienen más cantidades de cloroplastos.

Una tercera capa más firme con pocos cloroplastos pero encargada de conducir las sustancias. Finalmente, la cuarta capa, la cual se adhiere al suelo para absorber todos sus minerales.

Los musgos

A diferencia de las hepáticas tienen la capacidad de realizar de forma más eficiente el proceso de la fotosíntesis. Al igual, que si cuentan con una estructura más firme que se adhiere al suelo por medio de “rizoides”. Los cuales al introducirse en el suelo terrestre, se contraen y se anclan perfectamente, brindándole mucha estabilidad a la planta.


Deja un comentario

contador de visitas